ESPÍA BARREIRO, ESTA VEZ A INDAGATORIA CON JUEZ RODRÍGUEZ

0
301

El magistrado citó al ex integrante de la AFI y a Claudio Álvarez, actual agente de inteligencia para el 11 de abril. Es en otra causa por extorsión, en la que también están involucrados el falso abogado Marcelo D’Alessio y el fiscal Juan Ignacio Bidone.

El juez federal Luís Rodríguez llamó a indagatoria a Rolando Barreiro y al actual espía Claudio Álvarez. Es por la otra denuncia en la que también está procesado y con prisión preventiva Marcelo D´Alessio.

El empresario Gabriel Traficante, investigado en la causa conocida como “mafia de los contenedores” en el fuero federal penal económico, fue otra de las víctimas del falso abogado. En la investigación de este caso, Rodríguez llamó a declaración indagatoria para el próximo 11 de abril al ex espía Rolando Barreiro, también detenido por orden de Alejo Ramos Padilla y al actual integrante de la AFI, Claudio Oscar Álvarez.

En su resolución, el juez de Comodoro Py le pide a su colega Ramos Padilla que ese día disponga el traslado de Barreiro, detenido en la causa que se instruye en Dolores. Además, le solicita al jefe de la AFI, Gustavo Arribas que levante el “secreto” para el espía Álvarez , quien reviste actualmente en la Agencia Federal de Inteligencia.

“Entiendo que existe motivo bastante para sospechar que Claudio Oscar Álvarez y Rolando Barreiro han participado en la comisión del delito aquí investigado “, señala el magistrado en el escrito.

El juez Rodríguez busca determinar si hubo más involucrados en la extorsión denunciada por el empresario. En el auto de procesamiento de D’Alessio, había señalado que se debe establecer si el hostigamiento a Traficante “resulta ser un hecho aislado o forma parte de una conducta que se ha reiterado, gracias a la cooperación de otros individuos, por cuanto resulta sumamente complejo sostener este tipo de acciones en solitario”.

Según afirmaba el juez en esa resolución, D’Alessio llevó adelante la extorsión por dos caminos diferentes. “El primero, bajo referencias sobre la existencia de una investigación judicial irregular que cada vez sería más complicada y en la que terminaría preso; el segundo, mediante la publicación de notas periodísticas que lo escracharían públicamente, desprestigiándolo en el ámbito social”.

Para solucionar esta situación, D’Alesio le exigía al empresario una suma determinada de dinero. Se trata del mismo modus operandi utilizado con el denunciante Pedro Etchebest, cuyo caso fue el detonante de la investigación que sacó a la luz la mega red de espionaje ilegal político judicial y mediático.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here