EL JUEZ VILLENA APARTADO DE LA CAUSA POR ESPIONAJE ILEGAL

0
26

El camarista federal platense Roberto Lemos Arias admitió el planteo realizado por varios de los espías imputados, quienes dudaban de la imparcialidad del magistrado. El caso queda en manos de Juan Pablo Augé, quien investiga otro caso de seguimientos ilegales durante el macrismo.

El juez Federico Villena fue apartado de la causa sobre el espionaje ilegal macrista, que pasa a manos de su colega Juan Pablo Augé.

En medio de las indagatorias, el juez federal Federico Villena fue apartado de la causa sobre múltiples maniobras de espionaje ilegal durante el macrismo en función de planteos de los ex espías que están imputados. La decisión fue tomada por el camarista federal de La Plata, Roberto Lemos Arias, quien dio crédito al planteo de “temor de parcialidad” teniendo en cuenta que el propio Villena había dado órdenes a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) sobre actividades que él mismo está investigando. El fallo no puede ser apelado.

“En la presente causa se investigan hechos de notoria gravedad institucional, que ameritan que sean investigados profundamente con la intervención de un juez sobre quien no recaiga ninguna duda sobre su imparcialidad, y que se encuentre en una clara posición de objetividad para valorar la prueba recolectada y decidir la situación procesal de las personas imputadas”, sostuvo el camarista.

El caso pasa a manos del juzgado 2 de Lomas de Zamora, que subroga Juan Pablo Augé, y que ya tiene a su cargo la causa sobre el espionaje al Instituto Patria y a Cristina Fernández de Kirchner.

La última indagatoria de anoche –que terminó pasadas las 3 de la madrugada– fue la de Susana Martinengo, la ex coordinadora de documentación presidencial, estrecha colaboradora de Mauricio Macri en la Casa Rosada y antes en la jefatura de gobierno porteño. La mujer está señalada como una de las personas que recibía informes de inteligencia ilegal de manos de los propios espías, principalmente de Leandro Araque, Jorge “el turco” Sáez y Facundo Melo, quienes tienen 12 ingresos a la casa de gobierno a reuniones específicas con Martinengo.

Estos tres ex espías declararon ayer, entre otros. Ahora todo pasará a manos del juez Augé pero los fiscales son los mismos que intervenían hasta ahora: Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide. Son también quienes intervienen en la causa sobre el espionaje al Instituto Patria y a la casa de CFK. Pero las defensas de los imputados ya anuncian que, en función del apartamiento de Villena, plantearán la nulidad de toda o parte de la causa.

Los espías que pidieron el apartamiento de Villena planteaban que en la causa sobre el espionaje macrista el juez estaba investigando tareas de inteligencia donde él mismo había tenido una intervención originalmente, y donde está en duda si fue cómplice de acciones ilegales (otorgando una cobertura judicial) o si lo engañaron.

Uno es el expediente en cual se evaluaban alertas de seguridad de la propia AFI en el contexto de la realización de la Cumbre del G20, la de la XI Organización Mundial de Comercio y los Juegos Olímpicos de la Juventud, donde se introdujeron advertencias sobre posibles atentados contra CFK, Diego Santilli y Waldo Wolff, entre otros. Los tres son querellantes en la megacausa sobre el espionaje porque, efectivamente, fueron espiados. En su momento nadie les avisó que estaban bajo amenaza de algún tipo pero los ex espías los siguieron y elaboraron informes, con tareas que habrían sido habilitadas desde el juzgado de Lomas de Zamora.

La otra causa es aquella en la que el propio juez Villena había ordenado la intervención de teléfonos públicos del penal de Ezeiza, cuando investigaba al narco Mario Segovia y a una organización que producía explosivos. Esas escuchas fueron entregadas para ser desgravadas por la AFI. De allí se filtraron las famosas del “operativo puff”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here