D’ALESSIO QUIERE ARREPENTIRSE

0
224

Marcelo D’Alessio le pidió este miércoles al fiscal de Dolores Juan Pablo Curi declarar como arrepentido. El viaje del penal de Ezeiza hasta la fiscalía se hará recién el 3 de diciembre porque D’Alessio pidió tiempo para preparar su declaración. Desde el primer día de su detención, en febrero, circuló la versión de que D’Alessio terminaría siendo un arrepentido y –según versiones que recogió este diario– apuntará a legisladores del oficialismo y a toda la cadena de mandos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), empezando por los dos comisarios que están detenidos y que supuestamente eran sus contactos en la AFI. Como se sabe, la declaración de un arrepentido tiene que ser negociada primero con el fiscal y recién después, el juez, en este caso Alejo Ramos Padilla, resuelve si lo acepta o no como arrepentido, lo que le daría ventajas desde el punto de vista de la pena.

Hace varios días que en Dolores circula la versión de que D’Alessio pediría declarar y las apuestas indicaban que finalmente lo haría como arrepentido. Hubo varias reuniones en el penal de Ezeiza con su abogado, Claudio Fogar, y finalmente se le entregó el pedido al fiscal Curi. La cita será el martes 3 de diciembre, dado que D’Alessio afirma que necesita preparar lo que va a decir y las pruebas con lo que sostener su relato.

D’Alessio daría detalles sobre su vínculo con la AFI, a quién le entregaba sus informes, con quién se reunía, de dónde sacaba información para realizar el espionaje ilegal. En la primera línea estarán los dos comisarios que ya están detenidos, Ricardo Bogoliuk y Aníbal Degastaldi, pero de inmediato la línea dentro de la AFI a la que reportaban.

Podría hablar también de su intervención en las causas judiciales, detalles de cómo se pactó y cómo se concretó. Un capítulo no menor será el vínculo con Elisa Carrió, Mariana Zuvic y Paula Olivetto, dirigentes de la Coalición Cívica. Gran parte ya figura en chats y llamadas que se encontraron en la vivienda de D’Alessio. Pero seguramente habrá más revelaciones jugosas.

Como se sabe, para que un imputado obtenga los beneficios de un arrepentido -disminución de penas, en algunos casos excarcelación-, tiene que aportar elementos sobre un nivel superior al suyo desde el punto de vista de la responsabilidad. O sea apuntar a sus jefes y mandantes. En este caso, parece evidente que D’Alessio dirá que respondió a múltiples reductos de poder: la AFI, al Ministerio de Seguridad, a las diputadas y habrá que ver a quién más.

Lo fundamental, de todas maneras, es la prueba real y concreta que pueda aportar el falso abogado. Hay que ver el peso de la evidencia. En la casa de D’Alessio se encontraron membretes falsos de la embajada de Estados Unidos y del Ministerio de Defensa de Israel, así como una placa también falsa de la DEA. O sea que D’Alessio tiene una frondosa historia de falsedades combinadas con reales armados de causas, extorsiones y espionaje ilegal de todo tipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here