CONGRESO PONE FRENO A LA PRISIÓN PREVENTIVA

0
163

El Congreso avanzó en el cambio de criterio para el arresto de los imputados. Queda atrás la doctrina que se usó para encarcelar a los funcionarios kirchneristas, que no podrá aplicarse a los miembros del actual gobierno comprometidos en causas judiciales.

El Congreso aprobó un dictamen que limita las prisiones preventivas. En el texto firmado anoche, la Comisión Bicameral de Seguimiento y Aplicación del nuevo Código Procesal Penal Federal dispuso que entren en vigencia los tres artículos que le acotan la libre interpretación a los jueces y juezas para disponer la detención de un imputado. Si bien será una herramienta para que los ex funcionarios que están presos sin condena reclamen ser liberados, no puede soslayarse la intención de que la denominada Doctrina Irurzun no se transforme en un boomerang para los funcionarios que dejarán la Casa Rosada el próximo 10 de diciembre.

La Bicameral que tiene la atribución de establecer el cronograma de implementación progresiva del nuevo Código Procesal Penal decidió finalmente aplicar las limitaciones a las preventivas en todo el país: “Disponiendo su implementación a partir del tercer día hábil posterior a la fecha de publicación de esta resolución en el Boletín Oficial, para todos los tribunales con competencia en materia penal de todas las jurisdicciones federales del territorio nacional.”, según detalla el dictamen firmado este miércoles.

Mientras durante los últimos años la Doctrina Irurzun – inaugurada con la detención de Julio De Vido- se le aplicó a numerosos ex funcionarios kirchneristas con el argumento del posible entorpecimiento de la investigación por los “lazos residuales” con el poder, se irá con el Gobierno que la instauró. “La aplicación de estos artículos está muy bien. Es lo que había que hacer. Pero qué casualidad que lo hacen justo ahora que se van y van a tener que dar explicaciones en la Justicia”, agregó.

En total contraposición con la Doctrina Irurzun mientras en ningún caso hace referencia al argumento de posibles relaciones residuales con el poder, el nuevo Código establece que la prisión preventiva debe ser siempre la última opción y limita el libre criterio de los jueces. Para eso, pone pautas objetivas y es muy restrictivo para la disposición de una prisión sin condena.

Por un lado, la puesta en vigencia de este articulado será una herramienta para que los ex funcionarios presos reclamen ser liberados. Por otro, no podrá soslayarse la intención de que la denominada Doctrina Irurzun no se transforme en un boomerang para los funcionarios que dejarán su cargo el próximo 10 de diciembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here