CFK PIDE IR A JUICIO ORAL POR CAUSA FOTOCOPIAS

0
219

Carlos Beraldi, el abogado de la ex presidenta, presentó un escrito en el que remarcó que “todo lo actuado hasta ahora es nulo”. “No existe una sola prueba directa que demuestre que mi asistida hubiera recibido coimas”, señaló

Cristina Kirchner pidió ir a juicio oral en la causa de las fotocopias de los cuadernos. La ex presidenta presentó un escrito a través de su abogado Carlos Beraldi en el que describe las numerosas irregularidades del proceso y reclama elevar el expediente a juicio.

“Detenciones a mansalva”; aprietes a los supuestos arrepentidos; declaraciones direccionadas; pruebas que se quemaron; violación de todas las garantías constitucionales; maniobras de forum shopping; son algunas de las ilegalidades denunciadas por CFK en el texto entregado antes del inicio de la feria judicial.

El juez Claudio Bonadio cerró a principios de junio la etapa de instrucción de una parte del expediente de la causa de las fotocopias. Luego corrió vista a las partes.

Apremiado por su estado de rebeldía en la causa por espionaje ilegal, el fiscal Carlos Stornelli pidió la elevación a juicio. Lo mismo hicieron las querellas a cargo de la Unidad de Información Financiera y la Oficina Anticorrupción, organismos que dependen del Poder Ejecutivo.

Como es habitual en estos casos y en esta etapa del proceso, la mayoría de las defensas hicieron planteos de nulidad o reclamaron el sobreseimiento. Sin embargo, la estrategia de Cristina Kirchner se diferenció del resto de los imputados.

La ex mandataria reclamó la elevación a juicio para que un tribunal oral pueda dirimir las irregularidades cometidas en la etapa de instrucción. Su abogado sostuvo que todo lo actuado hasta ahora es nulo y explicó que “en condiciones normales, la posibilidad de que estas actuaciones pudieran ser elevadas a juicio, en términos jurídicos, resultaría absurda”, pero en este caso entiende que “frente a la ausencia manifiesta de un órgano jurisdiccional que en esta instancia pueda reparar todas estas ilicitudes, resulta imprescindible que las actuaciones transiten hacia la próxima etapa procesal”.

Beraldi recordó que el juez y el fiscal tardaron cinco meses en ir a buscar los cuadernos de Oscar Centeno. Cuando fueron a buscarlos con el chofer en persona y las cámaras de televisión mostrando en vivo el momento, el chofer luego dijo que los había quemado. El letrado resaltó lo insólito que a pesar de esto Centeno “pasó a ser considerado por los instructores como un importante colaborador en la búsqueda de la verdad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here